Reseña de "El sexo de la risa" de Irene X

13:48:00


Baile de palabras atragantadas que disfrutan acostándose cada noche con una lágrima diferente, con una cosquilla plena de insomnio, con una carcajada entre las piernas.
"A veces no se trata de hacer poesía, sino de serlo". Este verso está dentro del libro, pero es el más apropiado para describir lo que ocurre cuando lees a Irene X. 
No es que Irene X haga poesía de una forma o de otra, con versos o con prosa, es que ella es poesía y lo único que hace es escribir, o vivir.
El sexo de la risa es un libro que habla de todo, porque por lo que he podido leer, Irene X no se calla nada, no es de conformismos, o de usar palabras bonitas, es de usar la vida. 
Podríamos decir que este libro es una crítica a todo, porque todo lo que se tiene que criticar se critica usando siempre poemas de amor, o algo parecido al amor.

"El primer beso que cuenta es el que se da uno mismo
en la primera herida que le hizo el que le dio otro
y de eso sí
valientes
que no nos hemos olvidado."

Lo primero que encontramos al abrir el libro es con el prólogo de Escandar Algeet, escrito desde el cariño y de la forma en la que solo él sabe escribir, describiendo a Irene y a su poesía.
Y luego empieza la vida escrita, la poesía de cada momento.
La poesía de Irene X es explicita, clara y rebelde. Diciendo todo aquello que la poesía no debería decir, porque no es un lenguaje apropiado, pero le da igual.
Quizá no sea un lenguaje apropiado para la poesía clásica, en la que el autor crea un juego con el lector para que este interprete.
En El Sexo de la risa no vais a encontrar metáforas indescifrables, no vais a encontrar poesía de momentos que te imaginas. No vais a encontrar un mundo idealizado, ni amor idealizado, ni sexo idealizado.
Lo único que vais a encontrar es el retrato de la vida, la vida actual, esa que todos vivimos, en la que hay drogas, sexo (mucho sexo), amor (mucho amor), olvido, recuerdo, tristeza.
Un libro al que le han roto el corazón y que ha roto otros cuantos. Un libro más autentico que muchas personas.

"Te aviso de que me haré la dura, no vaya a ser que vengas con ganas de romperme algo que no sea la ropa."

Irene X es la primera poeta que usa un lenguaje tan explícito en sus poemas y que me encanta, porque normalmente no me suele gustar el estilo de poetas con este lenguaje, pero supongo que no es de estos poetas que usan un lenguaje actual pero que al usarlo deja de ser poesía, ella no deja de ser poesía en ningún momento.
Y con ese lenguaje tan irreverente os hará bailar, bailar con canciones de Ismael Serrano, Joaquín Sabina o Antonio Vega.
Os hará bailar con poesía, con prosa poética, con diálogos, con cuentos o con historias de dos personajes.
Aunque sinceramente, lo que más me ha gustado ha sido los poemas, es un libro muy variado que dentro de la poesía usa muchos géneros distintos. No son los típicos versos y estrofas.
Son poemas que se permiten jugar con el diálogo entre dos personas, que cuentan momentos o reflexionan sobre las personas.

"Porque una vez me viste temblar
y en vez de taparme
te desnudaste conmigo
y desde entonces es verano 
cualquier Navidad de estas.

Cuando empecé a leerlo, pensaba que los poemas iban a ser más largos, porque como ya he dicho le tengo manía a los poemas largos, pero no, son poemas de una o dos caras, o como mucho tres. Quizá algunos si sean un poco más largos aunque tengan esa extensión por la prosa poética, pero de todas formas no se hacen pesados en ningún momento.
Lo bueno de que mezcle prosa poética con poemas es que se hace más ameno, o al menos esa es la sensación que a mi me ha dado, porque es un libro denso para ser poesía pero yo diría que se lee más rápido que otros libros, porque tiene un estilo de lectura ligera y rápida.

"Un abrazo.
Con lengua.
O con literatura.
Con lo que prefieras.
Ojalá conmigo."

El sexo de la risa es un libro que levanta sentimientos. Te hace reír con esos título ingeniosos que modifican frases inventadas como siento, luego ojalá no exista o mentir rosa. Poemas que te hacen identificarte totalmente como si fuera un poema que cuenta tu historia, a mi esto me ha pasado con muchos, un ejemplo sería el imbécil. Poemas que desprende erotismo por todos los versos como ciudades sin mar. O encontramos escenas de la vida cotidiana como en ritos sabáticos.

También hay una parte dedicada a poemas cortos, versos sueltos. Estas partes, que se repiten a lo largo del libro en varias ocasiones no me ha terminado de convencer pero hay versos que calan hasta el fondo.

"El amor y el sexo eran aquellos que se amaron tanto que ahora se dolían juntos."

La poesía descriptiva impera a lo largo de todos los poemas, nos describe situaciones o sentimientos con todo lujo de detalles. Sin callarse nada. Una poesía con un final que cambia el significado del poema y eso hace querer releerlo una y otra vez.

Irene X "es una poeta que hace daño" y al final siempre nos gusta lo que hace daño, porque nos entiende y merece más atención leer sus poemas que hablar con alguien para que nos de consejo populares bien conocidos por todos. Es una poesía que escuece pero que apetece seguir leyendo porque solo lees verdades, vidas, situaciones, o sentimiento reales.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Muy buena reseña, no conocía el libro y ahora tengo ganas de leerlo. Parece interesante aunque la cubierta nunca me había llamado la atención.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Estupenda reseña, un género al que últimamente me estoy habituando, así que después de leídas tus impresiones seguro lo leo y te comento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Subscribe